Acemi opina

REDES INTEGRALES PARA EL CÁNCER INFANTIL

Desde su establecimiento hace más de 20 años, las EPS están obligadas a conformar sus redes de prestación con entidades propias (hasta 30 por ciento) o contratadas (hasta 70%); la mayoría de EPS han avanzado en esta tarea y podríamos suponer que, al menos en el régimen contributivo, cada aseguradora debería contar con una red integrada que permitiera la atención completa de los pacientes. En el régimen subsidiado que opera principalmente en pequeños municipios y zonas rurales es más difícil organizar una red de prestadores, además porque se exige un alto nivel de contratación con hospitales públicos.

Los desarrollos reglamentarios de los últimos años, comenzando por la Ley 1438 de 2011, luego la Ley Estatutaria y recientemente la Ley del Plan avanzan en la dirección de unas redes integrales. El nuevo modelo de atención integral en salud –MIAS- exige que cada EPS conforme su red integrada y que esta sea habilitada por el ente territorial respectivo (departamentos). ¿Qué significa esto para los pacientes? Qué deberán encontrar una atención íntegra y completa en la red, comenzando por los servicios ambulatorios y continuando con los más complejos hasta llegar a la atención hospitalaria de alta complejidad y desde luego el apoyo diagnóstico y terapéutico.

En algunos casos las redes deben contemplar el tipo de paciente y la patología. Los niños deberían acceder sin problema a pediatras en la atención primaria, o puerta de entrada, y luego, en caso necesario, a hospitales pediátricos y a servicios más especializados como son las Unidades de Cuidado Intensivo o las salas de neonatología. En el caso del cáncer estamos ante una patología que obliga no solo a que el diagnóstico se realice tempranamente sino a que los tratamientos sean oportunos, efectivos, completos e íntegros. En algunos casos el manejo de la enfermedad puede tener lugar en una sola entidad en donde se dispone de la capacidad y tecnología apropiada para diagnosticar, hacer seguimiento y tratar a los niños. En otros casos es necesario acudir a una red de diferentes entidades, pero de una manera coordinada y expedita.

Si estas redes están bien coordinadas, siguen guías y protocolos aceptados por la comunidad médica, cuentan con especialistas y personal de apoyo idóneo, disponen de equipos y ofrecen medicamentos eficaces pueden esperarse muy buenos resultados. Un ejemplo es el de la Leucemia aguda que bien manejada evita más del 50% de las muertes. Estamos pues ante un desafío para las autoridades sanitarias, los aseguradores y los prestadores.

Acemi, 10 de Junio de 2016

firma-imagen


separador Histórico Acemi opina

 



  

 
acemi informa acemi opina acemi conexxion digital
 
acemi conexxion salud




Cerrar